COP25, La Cumbre del Clima se cierra con un acuerdo pero sin cumplir los objetivos

480

No es suficiente para afrontar con urgencia la crisis climática” ha lamentado la presidenta de la conferencia, Carolina Schmidt, en la lectura de las conclusiones.

El principal fracaso se deriva de la escasa ampliación de la ambición climática de las naciones del planeta. Grandes contaminadores como China, India, Brasil o Estados Unidos se niegan a llegar a consensos, echándose la culpa unos a otros.

Así, los países que quieren seguir adelante para cerrar un acuerdo no representan ni de lejos el grueso de las emisiones, sino un mero 10%.

Una de las principales dificultades de las negociaciones ha sido la regulación de los mercados de emisiones de carbono, esto retrasó el cierre de la reunión más de 40 horas y ha convertido la cumbre en la más larga de la historia.

Los países, por tanto, se han limitado a aplazar la cuestión a la próxima reunión de Glasgow (Reino Unido) en 2020 y a aprobar un acuerdo de mínimos, bajo el nombre Chile-Madrid Tiempo para la Acción, en el que se hace un llamamiento a aumentar “la ambición” en la reducción de emisiones de cara al próximo año.

“Claramente no es suficiente. El mundo nos está mirando y espera resoluciones mayores. No estamos satisfechos. Los acuerdos conseguidos no son suficiente para afrontar con urgencia la crisis climática“, son palabras de la presidenta de la conferencia, en la lectura de las conclusiones.

Por su parte, la Ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha calificado la conferencia como “agridulce” ya que considera que “se estuvo muy cerca” de conseguir el acuerdo del mercado de emisiones, pero “no puede ser a cualquier precio”.

Por otro lado, si parece que habrá avances en lo referente al Pacto Verde Europeo, es la nueva estrategia de crecimiento de Europa. Reducirá las emisiones al tiempo que creará puestos de trabajo y mejorará nuestra calidad de vida.

El objetivo es que Europa sea el primer continente climáticamente neutro para el año 2050, frenando el calentamiento global y mitigando sus efectos. Esta es una tarea para nuestra generación y la siguiente, pero el cambio debe comenzar ahora mismo.