Villalbilla y la eficiencia energética

404

Si hacemos un poco de memoria veremos que desde que, en Noviembre de 2011, el Ayuntamiento de Villalbilla tomó la decisión de apagar el 50% del alumbrado público para ahorrar en la factura de este suministro. Posteriormente, en Enero de 2012, se aclaran las incidencias que se han producido por este primer apagado secuencial.

En Marzo de 2012, se presenta el primer proyecto de eficiencia energética en un centro de mando con objeto de hacerlo extensivo al resto de centros de mando del municipio y en   Noviembre de 2012, cuando comienza la primera alternancia en el apagado selectivo con objeto de repartir los efectos producidos.

Justo un año después, en Noviembre de 2013, pudimos anunciar el encendido todas las luminarias del municipio como consecuencia de un nuevo proyecto global de eficiencia energética.

Pero dado que esto, no parece que vaya a ser suficiente a consecuencia de las próximas subidas de luz que se avecinan cara al próximo año 2014 y conscientes de la problemática actual generada y a la vez de intentar conjugar la prestación del servicio con el ahorro imprescindible y necesario para el mantenimiento del equilibrio presupuestario, el Ayuntamiento de Villalbilla va a implantar un proyecto de iluminación secuencial y discrecional en función de la cercania a cada domicilio y el número de luminarias que afecten a cada vecino.

La técnica basada en el efecto SLI (Street light interference) permitirá que cada vecino pueda disponer del alumbrado de las luminarias próximas a su domicilio de manera discrecional y según las necesidades en cada momento.

De este modo se apela a la solidaridad vecinal y a la capacidad de ahorro que cada vecino pueda conseguir en las luminarias de su entorno o de su influencia.

La operativa consiste, en esencia y fundamentalmente, de dotar a los vecinos que quieran participar en el proyecto de la estructura necesaria para poder realizar el apagado y encendido de las luminarias del entorno que le afecte. Estos dispositivos se cederán previa fianza en cada domicilio y contarán además con un sistema de telemetría que permita la medición remota y el envío al centro de datos del consumo afecto a cada domicilio.

De esta manera, se podrá contrastar el efecto de las medidas de ahorro de cada vecino de manera individualizada. Como medida innovadora y de reparto solidario, un % del ahorro específico individual será repercutido en la rebaja de la presión impositiva para la vivienda afectada de modo que sea un verdadero aliciente y se pueda aumentar la eficacia de las medidas adoptadas.

 En próximas artículos iremos detallando todas las dudas y aclaraciones que vayan surgiendo sobre este nuevo sistema de ahorro, que se estima esté operativo el próximo 28 de diciembre de 2014.