Constitución de la Corporación, Elección y Toma de Posesión del Alcalde de Villalbilla

783

A finales del siglo XVI, después de muchas vicisitudes los vecinos de Villalbilla aceptaron las condiciones que el Rey Felipe II imponía para que Villalbilla lograse su condición de Villa de Realengo, es decir para que adquiriese su Jurisdicción y pudiese elegir a su Concejo, que hasta ese momento venía impuesto por los sucesivos señores de la villa

El 23 de febrero de 1583, por carta real, el monarca comisionó a Cristóbal de Mosquera para que quitase la jurisdicción al Marqués de Auñón, que en ese momento era el señor de la villa, cesase a los cargos por él nombrados e hiciese entrega de la jurisdicción al concejo que eligiesen los vecinos.

El 12 de marzo de 1583, se dio lectura a la comisión real por la que se otorgaba a Villalbilla el derecho de Villa de Realengo, previo pago de la módica cantidad de 3.065.035 maravedíes.

El 21 de marzo de 1583, ante el comisionado del Rey, se eligió al primer concejo independiente de Villalbilla, formado por Pedro de Meco y Pascual Martínez como alcaldes ordinarios; Miguel Martínez de Ruipérez, Juan de Casanueva y Andrés Vallejo como regidores; Juan Martínez Majuelo, Lope de Meco, Miguel Fraile y Pascual González como diputados; Pedro González de Aparicio como procurador general; Juan de Naves y Alonso García como caballeros del campo; Juan Holgado como alcalde de la Hermandad; Pedro Carrasco como almotacén; Alonso de Casanueva como mayordomo del Concejo y Villa; y Francisco de Valdemoro como aguacil.

Hoy, 436 años después, Villalbilla renueva su Concejo, y nosotros tenemos el privilegio de formar parte de él. Por eso yo me siento muy orgulloso de que los vecinos de Villalbilla me concedan el honor de ser su alcalde y formar parte de su historia.

Quiero agradecer a todos los vecinos de Villalbilla la confianza depositada en nosotros al otorgarnos el gobierno del municipio para un nuevo Mandato. Esperamos no defraudarles y nos comprometemos a seguir trabajando para que nuestro pueblo continúe transitando por la senda del bienestar.

La mayoría absoluta que hemos revalidado gracias a todos ustedes, es un acicate y una enorme responsabilidad que nos obliga a seguir mejorando.  Los componentes de la Plataforma Independiente Municipal, nos sentimos muy honrados por el respaldo tan mayoritario que nos han otorgado.

Villalbilla es un municipio muy heterogéneo, con una rica diversidad, comprometido y exigente, por eso somos conscientes de que NO hemos acertado en todo, de que hay cosas que podíamos haber hecho mejor, de que hemos defraudado a alguien, pero tengan la certeza de que todas nuestras decisiones las hemos adoptados con el convencimiento de que eran las mejores en el momento de ser adoptadas.

Ha pasado mucho tiempo desde el lejano 26 de mayo de 1991 en el que fui elegido concejal por primera vez. Este es el quinto Mandato que soy elegido alcalde y diariamente me reafirmo en lo acertada que fue mi decisión de crear mi hogar en Villalbilla. Mucho ha cambiado el municipio, estoy plenamente convencido que para bien, y muchas han sido las personas que lo han hecho posible.

Por eso quiero agradecer a todos mis compañeros el trabajo realizado. A los que han sido concejales y ahora no lo son pero que han dejado la huella de su buen hacer; los frutos que recogemos hoy, son la semilla que ellos plantaron ayer. A los concejales actuales, que han dado lo mejor de sí en estos últimos años de grandes dificultades; ninguno se arrugó ante ellas y logramos superarlas. A los que hoy se estrenan en el cargo, que se sumarán al Equipo de Gobierno Municipal y vienen cargados de ilusión y ganas de trabajar.

A tantos otros, que nos han ayudado y colaborado con su trabajo anónimo, con sus propuestas, sus consejos, sus aportaciones para mejorar el municipio, siempre alejados de la primera línea, sin la recompensa que da el reconocimiento de los vecinos, pero que tienen nuestra gratitud más sincera. La lista de agradecimiento es muy larga, no voy a nombrarlos a todos, pero si quiero dejar constancia de que la PIM no somos solo los concejales, la PIM es mucho más, la PIM son todos ellos. Yo me limito a recoger el trabajo que realizamos entre todos.

También quiero agradecer muy encarecidamente a los numerosos vecinos que siempre colaboran, de manera desinteresada, en la organización de los numerosos eventos sociales, festivos, culturales y deportivos realizados desde el Ayuntamiento. Sus ideas y su trabajo han hecho posible que, con reducidos presupuestos, se alcance la satisfacción generalizada de los vecinos. Muchas gracias, son un ejemplo de participación.

 En estos días, lo mismo que hace cuatro años, muchas personas, generalmente de fuera de Villalbilla, y medios de comunicación, me han preguntado cómo es posible que un grupo de vecinos sea capaz de imponerse electoralmente y de manera sistemática a los grandes partidos nacionales, a partidos de derecha, de centro y de izquierda. Nos preguntan por nuestro secreto.

Nuestra respuesta es siempre la misma, ni hay secreto, ni siquiera es difícil, en realidad es sencillo, se trata de poner a los vecinos en el centro de las decisiones, de estar cerca de ellos, de escuchar sus opiniones, de atender sus sugerencias y demandas, de explicar razonadamente cuando estas no pueden ser atendidas, de considerar a todos los vecinos por igual, de no dejarse influir por los que más pueden en detrimento de los que menos pueden, de decir no cuando hay que decir no y sí cuando hay que decir sí. Se trata de empezar a trabajar muy temprano y terminar de trabajar muy tarde. Se trata de ser honesto y honrado.

Quiero agradecer a los trabajadores municipales y a los trabajadores de las empresas de servicios contratadas por el Ayuntamiento, el apoyo que siempre me han prestado, a mí y a mis compañeros, tanto en los buenos momentos, que los hemos tenido, como en los de dificultad, como han sido los últimos años.

Con permiso del resto y sin que sirva de menoscabo a ninguno, quiero personalizar este agradecimiento, extensivo a todos los trabajadores del Ayuntamiento, en Alfredo Carrero, Secretario General, en Julián Benegas, Interventor Municipal y en Adolfo Sánchez de la Blanca, Arquitecto Municipal, funcionarios del más alto nivel dentro de la estructura de la Corporación. Sus funciones son garantía de la mejor realización de nuestro trabajo, en ellos encuentro siempre la mejor predisposición y el oportuno consejo.

A los distintos Grupos Político que componen la Corporación: PIM Villalbilla, Partido Popular, VOX, Ciudadanos, Partido Socialista y Somos Villalbilla, les tiendo la mano para que colaboremos en todo aquello que pueda redundar en beneficio de nuestros vecinos, salvando las lógicas diferencias de cada uno. A los concejales del pasado Mandato que no repiten en el cargo les deseo lo mejor en sus nuevas dedicaciones.

Bien, convengamos todos, que al menos, por elegir este Concejo, los vecinos de Villalbilla no han tenido que pagar los 3.065.035 maravedíes que tuvieron que pagar hace 436 años. Buenas tardes, muchas gracias y mucha suerte a todos.