Gastos de telefonía móvil. Crónica del despilfarro del PP de Villalbilla

466

2 diciembre, 2011 por Alcalde de Villalbilla

altLa falta de gestión, el descontrol en el gasto, el derroche del dinero público, tiene, en los gastos de telefonía móvil del anterior gobierno del PP, su muestra más descarnada.

En junio de 2011 (cambio de gobierno), el Ayuntamiento tenía 145 líneas de telefonía móvil contratadas con MoviStar, 68 de las cuales no tenían tráfico, es decir no tenían uso y el resto estaba asignada a diferentes instalaciones públicas, al personal de los distintos departamentos municipales, a los concejales y a la centralita del Ayuntamiento.

La contratación de las 68 líneas sin tráfico, por las que se paga 1.600 € al mes aunque no se utilicen porque tienen contrato de permanencia, la realizaban para conseguir puntos de MoviStar que posteriormente los canjeaban por terminales móviles de alta gama. Entre marzo y junio de 2011 canjearon terminales móviles por un total de 784.000 puntos.

En el último periodo anual anterior al cambio del Gobierno Municipal (junio 2010-junio 2011), el gasto en telefonía móvil de los siete concejales del equipo de gobierno, alcanzó la cantidad de 21.000 €.

Este desproporcionado e injustificable gasto se debió al mal uso realizado por los concejales del equipo de gobierno del PP, cada uno con su peculiar característica. Abundan los envíos de mensajes de todo tipo para participar en sorteos, las descargas de todo tipo de contenidos y llamadas realizadas desde medio mundo.

Han realizado multitud de descargas de música, de vídeos y de variados contenidos: Premiun, Sybase, Jet Multimedia, Neomobil, Movilisto, Videotelefonía, Animación, Logos, Emoción, Buongiorno.

Han realizado multitud de llamadas desde la Republica Dominicana, Estados Unidos, Portugal, Jamaica, Bosnia, Zimbawe, Isla Mauricio, Zambia, África del Sur, Botswana, Finlandia, Alemania, Turquía, Francia, Rusia, Italia, Andorra, Reino Unido.

En definitiva han utilizado la telefonía móvil, pagadas con dinero público, de manera absolutamente descontrolada y sin el mínimo pudor en el gasto que realizaban.

Hacemos público estas actuaciones porque entendemos que los ciudadanos deben conocer de que manera se ha utilizado el dinero de sus impuesto, con dos objetivos: para que esto no vuelva a suceder y en cumplimiento de nuestra obligación de informar. Que nadie busque otras connotaciones, que no existen.