Las obsesiones del pasado nos cuestan caras (170.000 €)

413

18/06/2013

 

Durante el mandato de gobierno del PP y sus compañeros los tránsfugas (junio 2007-junio 2011), se obsesionaron con el expediente de Maxit (Arlita) hasta el extremo de incumplir la legalidad.

 

Muchas fueron las falsedades que se vertieron en torno a las responsabilidades de la existencia de esa fábrica en Los Hueros, que databa de 1972, cuando ni existía la PIM, ni ninguno de sus componentes pensaban en su futura existencia, ni siquiera vivíamos en Villalbilla, pero fue la bandera de enganche para intentar desacreditarnos. No lo lograron.

 

Pero hoy nos toca a todos sufrir el resultado de sus obsesiones. En 2008 expedientaron a la empresa Maxit y le impusieron una sanción de 200.000 €; importe desproporcionado, como confirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que condena al Ayuntamiento a devolver a Maxit 170.000 € ya que, en aplicación del principio de proporcionalidad que determina la Ley, la sanción debió ser de 30.000 €.

 

Nuevo problema a añadir a los muchos que el gobierno del PP dejó en herencia, ahora nos toca buscar, donde no hay, 170.000 €, para cumplir con la sentencia. Hay que buscarlos, porque los 200.000 € los cobraron y se los gastaron, de manera que continúa inexorablemente la caída de la “gota malaya”.